Buscar
  • Dra. Paola Noceda

Importancia de los dientes de leche

Actualizado: 9 de nov de 2018



Importancia de los dientes de leche

Es fundamental el cuidado de los dientes de leche, también conocidos como dentición decídual o temporal, ya que su falta de higiene y exceso de azúcar, pueden provocar su pérdida. No es nada recomendable dejar un diente de leche cariado sin tratar por la idea de que igualmente se caerán.

Los dientes de leche crecen entre los seis meses y los tres años, en este periodo se desarrollan alrededor de 20 piezas dentales, comienzan a ser sustituidos por los dientes permanentes a partir de los cinco años.

Su caída es provocada por la presión que ejercen los dientes permanentes en su raíz y su cuidado es indispensable para que los niños puedan masticar correctamente, una buena dentadura contribuye a una buena salud; y la caries en dientes de leche puede ocasionar dificultad para la masticación e incluso severas infecciones y éstas pueden afectar a los dientes que suplirán a los de leche.

Es importante que desde pequeños, los niños aprendan y comprendan la importancia de la salud e higiene bucal para evitar infecciones o problemas más severos.

Hay varios motivos por los que los cuidados deben iniciar incluso desde antes de la aparición de los de leche.

Los dientes de leche guardan y preparan el espacio para los dientes permanentes. Sus raíces se reabsorben y el cuerpo usa los minerales para acabar de nutrir los dientes permanentes; también son una herramienta indispensable para que los niños aprendan a pronunciar cada sonido y ayudan al desarrollo de la estructura maxilofacial tanto óseo como muscular.

A partir de los tres años, el niño puede acudir con mayor frecuencia al dentista y llevar a cabo el procedimiento que éste indique, sin embargo, eso le brinda a los padres una gran responsabilidad sobre los cuidados que se le deben dar a la boca del bebé desde que nace hasta que cumpla la edad mencionada.Es fundamental el cuidado de los dientes de leche, también conocidos como dentición decídual o temporal, ya que su falta de higiene y exceso de azúcar, pueden provocar su pérdida. No es nada recomendable dejar un diente de leche cariado sin tratar por la idea de que igualmente se caerán.

Los dientes de leche crecen entre los seis meses y los tres años, en este periodo se desarrollan alrededor de 20 piezas dentales, comienzan a ser sustituidos por los dientes permanentes a partir de los cinco años.

Su caída es provocada por la presión que ejercen los dientes permanentes en su raíz y su cuidado es indispensable para que los niños puedan masticar correctamente, una buena dentadura contribuye a una buena salud; y la caries en dientes de leche puede ocasionar dificultad para la masticación e incluso severas infecciones y éstas pueden afectar a los dientes que suplirán a los de leche.

Es importante que desde pequeños, los niños aprendan y comprendan la importancia de la salud e higiene bucal para evitar infecciones o problemas más severos.

Hay varios motivos por los que los cuidados deben iniciar incluso desde antes de la aparición de los de leche.

Los dientes de leche guardan y preparan el espacio para los dientes permanentes. Sus raíces se reabsorben y el cuerpo usa los minerales para acabar de nutrir los dientes permanentes; también son una herramienta indispensable para que los niños aprendan a pronunciar cada sonido y ayudan al desarrollo de la estructura maxilofacial tanto óseo como muscular.

A partir de los tres años, el niño puede acudir con mayor frecuencia al dentista y llevar a cabo el procedimiento que éste indique, sin embargo, eso le brinda a los padres una gran responsabilidad sobre los cuidados que se le deben dar a la boca del bebé desde que nace hasta que cumpla la edad mencionada.Es fundamental el cuidado de los dientes de leche, también conocidos como dentición decídual o temporal, ya que su falta de higiene y exceso de azúcar, pueden provocar su pérdida. No es nada recomendable dejar un diente de leche cariado sin tratar por la idea de que igualmente se caerán.

Los dientes de leche crecen entre los seis meses y los tres años, en este periodo se desarrollan alrededor de 20 piezas dentales, comienzan a ser sustituidos por los dientes permanentes a partir de los cinco años.

Su caída es provocada por la presión que ejercen los dientes permanentes en su raíz y su cuidado es indispensable para que los niños puedan masticar correctamente, una buena dentadura contribuye a una buena salud; y la caries en dientes de leche puede ocasionar dificultad para la masticación e incluso severas infecciones y éstas pueden afectar a los dientes que suplirán a los de leche.

Es importante que desde pequeños, los niños aprendan y comprendan la importancia de la salud e higiene bucal para evitar infecciones o problemas más severos.

Hay varios motivos por los que los cuidados deben iniciar incluso desde antes de la aparición de los de leche.

Los dientes de leche guardan y preparan el espacio para los dientes permanentes. Sus raíces se reabsorben y el cuerpo usa los minerales para acabar de nutrir los dientes permanentes; también son una herramienta indispensable para que los niños aprendan a pronunciar cada sonido y ayudan al desarrollo de la estructura maxilofacial tanto óseo como muscular.

A partir de los tres años, el niño puede acudir con mayor frecuencia al dentista y llevar a cabo el procedimiento que éste indique, sin embargo, eso le brinda a los padres una gran responsabilidad sobre los cuidados que se le deben dar a la boca del bebé desde que nace hasta que cumpla la edad mencionada.

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco

4631-3341

(55) 2899-5028

Copyright © 2018 Paola Noceda All Rights Reserved.

Pwd by Columpio Publicidad.